El Gobierno ha rebajado una décima su previsión de crecimiento económico para 2018 y para 2019, hasta el 2,6% y 2,3% según el borrador del proyecto presupuestario que envía a Bruselas. La tasa de paro se mantiene en línea con las anteriores previsiones del Gobierno, en el 15,5% para 2018 y en el 13,8% para 2019.

La moderación de la previsión del PIB se debe, según el borrador, al ajuste del sector exterior, que restará una décima al crecimiento calculado para este año y no aportará nada al de 2019, ante las peores perspectivas de los mercados de exportación.

Al término de la reunión del Consejo de Ministros, Calviño indicó que se trata de unas previsiones «prudentes», que se encuentran en los «límites inferiores» de los rangos de previsiones nacionales e internacionales. Informó también que incluye el objetivo de déficit renegociado por el Ejecutivo socialista en el 1,8% del PIB, cinco décimas superior al 1,3% fijado por el Gobierno del PP, que es de momento el único aprobado por las Cortes.

El plan presupuestario para la UE, documento previo a la presentación del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado de 2019 en noviembre o diciembre, incluirá una actualización del cuadro macroeconómico que explicará la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño.