El Gobierno ha informado este jueves de la venta de 400 bombas de precisión a Arabia Saudí tras estudiar el envío durante una semana y no detectar “ninguna irregularidad”, ha confirmado el ministro de Exteriores, Josep Borrell.

En declaraciones en Onda Cero, el titular de Exteriores ha admitido que el Ejecutivo “no ha encontrado ninguna razón” para no cumplir con la entrega de las armas, que ha atribuido al cumplimiento de un contrato firmado en 2015 por el anterior Gobierno de Mariano Rajoy.

Este hecho confirma las palabras de Xiana Méndez, secretaria de Estado de Comercio del Gobierno, en su comparencia ante la Comisión de Defensa del Congreso para dar cuenta del informe de la venta de exportación de armas correspondiente al año 2017: “Hasta donde yo sé, el contrato sigue vigente y la fabricación sigue adelante“.

Somos conscientes de la importancia de este contrato, un magnífico contrato de 1.813 millones de euros y que genera cerca de 6.000 empleos“, destacó Méndez.

 

El dinero por encima de las vidas

Solo en agosto, un total de 981 civiles resultaron heridos o perdieron la vida en Yemen, entre ellos 300 niños y niñas, según datos de la ONU, si bien se teme que la cifra real sea superior.

“Yemen es ahora una ‘zona de fuego’ en la que la población arriesga sus vidas a diario, ya sea al celebrar una boda o enterrar a sus seres queridos como yendo al mercado”, ha lamentado el director de Oxfam en Yemen, Muhsin Siddiquey, para quien el sufrimiento de los yemeníes “es una vergüenza para nuestra humanidad y un fracaso de los países con poder a la hora de defender a la población”.

 

Deja un comentario