Javier F. Ferrero

El Gobierno del PSOE y Podemos tiene entre sus planes a corto plazo «resignificar el Valle de los Caídos» para convertirlo en un cementerio civil protegido por Patrimonio Nacional y en el que las «30.000 víctimas de los dos bancos tengan paz y respeto».

Así lo ha avanzado la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, que ha presentado el anteproyecto de Ley de Memoria Democrática que ha aprobado este martes el Consejo de Ministros, ah dicho que esa «resignificación» se hará en el futuro y está aún por estudiar.

Entre las novedades de la ley, destinada fundamentalmente a exhumar, identificar y reparar a las víctimas, está la futura conmemoración de dos fechas: el 31 de octubre, fecha en que se aprobó el proyecto de Constitución española de 1978 en el Congreso de los Diputados y el 8 de mayo como efeméride para recordar a quienes lucharon contra el nazismo y el fascismo.

Calvo también ha anunciado que se cambiará el nombre el Panteón de Hombres Ilustres, donde las mujeres están «desaparecidas», por el de Panteón de España, y se le dará relevancia enterrando en él a personalidades ilustres.

Aprovechando la situación, la vicepresidenta ha hecho una encendida reivindicación de Clara Campoamor, la impulsora del voto femenino en España, porque «se le debe la aplicación exacta y precisa de la soberanía popular».