La ministra de Educación, Isabel Celaá, y el de Sanidad, Salvador Illa, se reunirán con los responsables autonómicos el 27 de agosto para pactar las condiciones en las que los alumnos regresarán a las aulas en septiembre, en principio a partir del día 4.

«El próximo jueves 27, celebraremos una conferencia sectorial conjunta de Educación y Sanidad, tal y como ha adelantado hoy el ministro Illa a las CCAA. También asistirá la ministra de @territorialgob», ha tuiteado la ministra de Educación.

Sin embargo, las incógnitas son muchas y la sensación de querer que los menores acudan al colegio sí o sí es cada vez más fuerte. Se duda si las medidas de prevención de contagios serán suficientes y adecuadas ante el panorama epidemiológico y de la capacidad de afrontar este escenario de cada Comunidad.

Los profesores no tienen sobre la mesa ningún plan concreto de regreso a las aulas en la Comunidad de Madrid ni una propuesta para bajar las ratios ni un aumento del número de profesores, salvo los 600 que ya estaban acordados antes de la pandemia.

Esta situación ha generado durante los últimos días declaraciones y protestas de trabajadores ante este comienzo de curso todavía incierto. Una de las voces más críticas con este tema es la de el periodista Antonio Maestre, quien denuncia que esta reunión se celebra «una semana antes de empezar las clases» y «sin haber tomado ninguna medida».

Maestre denuncia que «empezar las clases en las condiciones actuales en algunos lugares de Madrid, Cataluña, País Vasco o Aragón es llevar a tu familia al matadero».

Huelga a la vista

Debido a esta situación, las principales centrales sindicales, CCOO, UGT, CGT y STEM, han convocado una huelga del profesorado de Madrid en los diferentes días de comienzo del curso en cada una de las etapas educativas y otra jornada de huelga conjunta de todas las enseñanzas.

«Nos movilizamos porque queremos volver al cole y quedarnos. No queremos que nos confinen a la semana de empezar. Nos estamos volcando para que todos los sectores vuelvan a su actividad y nos tenemos que comprometer para que haya clases presenciales. Los niños necesitan volver al colegio para su formación y su estabilidad emocional», afirma Isabel Galvín, secretaria general de Enseñanza de CCOO.

En un comunicado, las centrales sindicales denuncian que «la inacción» del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso y de la Consejería de Educación frente al inicio de curso es «total», lo que provoca una «gravísima situación» que «pone en peligro» a la comunidad educativa y al conjunto de la sociedad madrileña.