Gobierno y PSOE intensifican la presión sobre los independentistas a dos días de que se voten los Presupuestos Generales del Estado: si no hay cuentas, la legislatura se ve acortada, reiteran desde la dirección socialista. Moncloa niega “totalmente” la celebración de unas generales el 14 de abril, aunque ni Ferraz ni el Ejecutivo se posiciona sobre un posible escenario electoral antes del ‘superdomingo’ del 26 de mayo. 

“En lo que estamos es en sacar los Presupuestos adelante. Si no es así por la irresponsabilidad de los grupos de la oposición, la legislatura se acortará, ya lo hemos dicho”, ha expresado la número dos de Pedro Sánchez en el PSOE, Adriana Lastra, que ha reiterado que la potestad para tomar esa decisión “compete” exclusivamente al presidente. 

“No hay ningún miembro de la dirección del PSOE que esté hablando del 14 de abril”, ha zanjado Lastra en la misma línea que fuentes próximas a Sánchez. “Es precipitado”, aseguran otras fuentes gubernamentales. 

No obstante, Lastra ha evitado pronunciarse sobre unas elecciones antes del 26 de mayo. La coincidencia de las generales con las autonómicas, municipales y europeas disgusta a buena parte de los barones socialistas, que creen que el debate a nivel nacional les perjudica en sus expectativas. 

Fuentes del Ejecutivo y del PSOE aseguran que no está decidido todavía qué hacer en caso de que fracasen los Presupuestos. “Lo primero que hay que decidir es si vamos a elecciones”, señalan fuentes gubernamentales, que aseguran que aún no está la decisión tomada. El segundo escenario sería fijar una fecha: “No lo hemos hablado”, que aseguran que “en todo caso [el 14 de abril] es muy precipitado”. 

Deja un comentario