El Gobierno español ha trasladado hoy su “profundo pesar” por la tragedia provocada por la rotura de la presa de una mina en Brasil en la localidad de Brumadinho, que ha provocado la muerte de al menos nueve personas.

A través de un comunicado difundido por el Ministerio de Asuntos Exteriores, el Ejecutivo de Pedro Sánchez transmite sus condolencias y su solidaridad a las víctimas, a sus familias, a todo el pueblo brasileño y a las autoridades de Brasil.

También desea una completa y rápida recuperación a los heridos.

Al menos nueve personas han muerto y 300 se encuentran desaparecidas tras la rotura de una presa del gigante minero Vale en Brasil, en la jurisdicción de Brumadinho, municipio de Minas Gerais.

Un río con residuos minerales y lodo ha sepultado las instalaciones de la empresa y diversas viviendas en áreas rurales.

Deja un comentario