A través de un comunicado, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha transmitido su pésame y solidaridad al secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, y a todo el personal de la organización.

Además, ha querido «rendir homenaje a las mujeres y hombresque en condiciones a veces extremadamente duras y difíciles prestanservicio en beneficio de la humanidad, haciendo así realidad lospropósitos de la Carta de Naciones Unidas de lograr un mundo más justo, más equitativo y en paz».

Por último, el Gobierno ha expresado «su pleno apoyo a laOrganización de las Naciones Unidas en su imprescindible labor por lapaz y el desarrollo en el mundo, y su confianza en el multilateralismo como el principal cauce para abordar los grandes problemas que afectan a la humanidad».

El propio Guterres ha lamentado este mismo lunes esta «trágica pérdida de vidas», en particular la de los trabajadores de agencias de la ONU. En concreto, en el siniestro hay trabajadores de la OIM, Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y el Banco Mundial, entre otros organismos.

El PMA ha confirmado que diez de sus trabajadores están entre los fallecidos. «Hoy es un día muy triste para el Programa Mundial de Alimentos en el que lloramos por siete trabajadores del PMA que han perdido la vida esta mañana en la tragedia de Ethiopian Airlines», ha apuntado el director ejecutivo del PMA, David Beasley, en un comunicado.