La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha afirmado este viernes que el Ejecutivo no ha evaluado aún la petición de la primera ministra británica, Theresa May, de aplazar el Brexit hasta el 30 de junio como fecha límite si no consigue el aval del Parlamento al acuerdo de salida.

«Vamos a esperar a ver qué dice Europa», ha dicho en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en la que, eso sí, ha afirmado que el Gobierno español está dispuesto a trabajar para que la salida británica sea «razonable y civilizada».

Celaá se ha referido a la petición de May pero no ha respondido sobre la propuesta del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, de ofrecer una prórroga larga, de 12 meses, pero flexible, que permita a Londres marcharse de la UE antes, si está preparado. Esa propuesta, señalan fuentes del Ejecutivo, todavía no es oficial.

La ministra portavoz ha señalado que la petición de May había llegado a los europeos «minutos antes» de comenzar su comparecencia y ha insistido en que la voluntad de España es trabajar para que la salida británica «se haga con el menor daño posible» y que no haya «un Brexit duro que perjudique a los británicos en España y sobre todo a los españoles en Reino Unido».

El asunto, ha dicho, «es poliédrico» el Gobierno quiere «ayudar lo más posible» para que la salida sea «lo más civilizada posible» y no tenga que aplicarse el real decreto de medidas de contingencia, que fue convalidado el miércoles por la Diputación Permanente del Congreso.

Celaá ha aprovechado la rueda de prensa para insistir en el «éxito de Estado» que ha supuesto el hecho de que, por primera vez, el Consejo de la UE y el Parlamento Europeo se haya referido a Gibraltar como «colonia».

Igual que el Gobierno hizo el jueves en un comunicado, la portavoz ha dicho que esto representa «una gran paso adelante para las reivindicaciones españolas». Reivindicaciones, ha añadido, «largamente sostenidas y finalmente logradas gracias a una posición firme defendida desde un liderazgo europeísta de España».

CONSULADO EN MANCHESTER

También con motivo del Brexit y para atender a los españoles en Reino Unido, el Consejo de Ministros ha aprobado la reapertura del Consulado General de España en Manchester. El Consulado se cerró en 2011 pero desde entonces, ha dicho, la presencia de españoles ha crecido «exponencialmente».

La reapertura del Consulado ya la avanzó la subsecretaria de Exteriores Ángeles Moreno, durante la presentación en el Congreso del proyecto de Presupuestos para 2019. Su previsión entonces era dotar este centro con 19 trabajadores y así aligerar la carga de trabajo de los de Londres y Edimburgo.

El de Londres es el cuarto Consulado español en el mundo con mayor número de inscritos, un total de 122.556, después de los de Buenos Aires, Caracas y La Habana.