El Consejo de Ministros aprobó este viernes la propuesta de modificación de la Constitución para restringir los aforamientos de los cargos públicos. La vicepresidenta del Gobierno de Pedro SánchezCarmen Calvo, explicó que se trata de una iniciativa que busca favorecer la “regeneración democrática, la profundización de la democracia y la mejora de la confianza de los ciudadanos en las instituciones”.

Los planes del Ejecutivo socialista pasan por modificar los artículos 73 y 102 de la Carta Magna para que los cargos públicos únicamente estén aforados en las funciones que corresponden al “estricto ejercicio de las funciones”. Hasta ahora, como recordó la también ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, el aforamiento era “a la persona”, por lo que los cargos aforados estaban cubiertos por él también en las actividades de su vida personal.

“Con esta propuesta –explicó Calvo– trasladamos a los ciudadanos la seguridad de que los cargos públicos estamos sometidos con igualdad ante las leyes para rendir cuenta de nuestros actos, y de esta forma lo hacemos de forma aún más rigurosa, porque los aforamientos quedarán reducidos al ejercicio estricto de las funciones del cargo”.

Calvo agregó que esta decisión coincide en el ámbito temporal con el 40 aniversario de la Constitución, y argumentó que modificar la Carta Magna para adaptarla a los tiempos que corren es la mejor forma de “seguir dándole fortaleza” y de defenderla.

La propuesta de reducir los aforamientos fue una iniciativa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. El líder del Ejecutivo y secretario general del PSOE avanzó sus planes en un acto celebrado el pasado septiembre, cuando apeló al conjunto de grupos parlamentarios para responder a los deseos de la ciudadanía, que demanda “ejemplaridad” y “no entiende la existencia de determinados preceptos que han perdido toda su razón de ser”.

Poco después, el Gobierno solicitó al Consejo de Estado un informe sobre la viabilidad de esta reforma. El documento, apuntó Calvo, fue “muy positivo” y refrendó “absolutamente” la idea inicial del Ejecutivo. La vicepresidenta también destacó en la rueda de prensa de este viernes que España, con esta medida, “se parecerá más” a otros países europeos, como Francia e Italia, en el terreno de los aforamientos.