Salvador Illa, ministra de Sanidad, ya tiene decidido que es urgente dar un golpe de timón a la gestión de la epidemia del coronavirus en la Comunidad de Madrid si el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso (PP) endurece las medidas aplicadas hasta el momento por el Gobierno regional, según han confirmado fuentes sanitarias a El País.

“No es posible esperar más porque la situación es muy grave. Lo que está en juego son muchas vidas humanas. Esperamos que la Comunidad de Madrid reconduzca la situación, pero si no lo hace tendremos que actuar para que las medidas necesarias para frenar la circulación del virus sean aplicadas”, señalan estas fuentes.

El consejero de Justicia, Enrique López, tras la publicación de esta información, ha publicado un tuit en respuesta: “No cabe ninguna intervención sanitaria de una comunidad autónoma. Las competencias son de la comunidad y la de la Madrid las está ejerciendo con criterio y responsabilidad. El Gobierno central y su ministro de Sanidad deben regresar a la responsabilidad y a la lealtad”.

Madrid tiene actualmente 722 casos por cada 100.000 habitantes, por lo que se ha convertido en el epicentro del coronavirus en Europa. Ante esto el ministerio y La Moncloa contemplan diferentes opciones, entre ellas una “intervención sanitaria, quirúrgica”. “Es un problema sanitario y como tal debe resolverse”, defienden estas fuentes.

La actuación del Ejecutivo podría llegar a través de la Ley General de Salud Pública de 2011, que contempla en el artículo 52.3 “la adopción de cuantas medidas de intervención especial en materia de salud pública resulten precisas por razones sanitarias de urgencia o necesidad o ante circunstancias de carácter extraordinario que representen riesgo evidente para la salud de la población, y siempre que la evidencia científica disponible así lo acredite».