El Gobierno ha rechazado el Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) presentados por Burger King en España para lograr el despido temporal de los 14.000 empleados. La negativa es por considerar que no hay fuerza mayor y que, efectivamente, la compañía puede ofrecer parte de su servicio, tal y como afirma El Confidencial.

Burger King anunció este lunes que presentaba este ERTE hasta que se restableciera la normalidad en el país. «Esta decisión ha sido adoptada tras valorar las mejores alternativas para mantener el empleo tan pronto como finalice esta situación y garantizando la estabilidad de la compañía», indicó.

El Gobierno considera que la cadena puede seguir realizando su actividad a través de servicios concretos como es la entrega de comida a domicilio o el de recogida de los pedidos con coche en los restaurantes habituales.

Burger King podría haber mantenido este servicio al cliente de forma habitual y no haber despedido a toda su plantilla, sino manteniendo a todos los trabajadores posibles para la realización de pedidos que después serían entregados a domicilio, tanto por la propia empresa como por las especializadas en reparto a domicilio.

Esta decisión de la Administración pública es muy relevante, porque el de Burger King es uno de los primeros grandes ERTE presentados en España en el sector servicios y puede servir de referencia para otras compañías similares.

La multinacional niega la información de El Confidencial

Burger King, por su parte, niega rotundamente la noticia publicada en El Confidencial y ha solicitado la retirada de la información a la mayor brevedad. Según indica, no ha formalizado la presentación del ERTE a la
que hace referencia el artículo. Por tanto, esta solicitud no está tramitada a día de hoy por lo que no puede estar rechazada.

«Para Burger King la prioridad, por un lado, es garantizar la seguridad y bienestar de empleados y clientes. Y, por otro, mantener el empleo tan pronto como finalice esta situación y garantizar la estabilidad de la compañía», señala la empresa.