El PSOE ha recolocado en Renfe a Francisco José Pérez Fernández, un dirigente socialista condenado por el escándalo de las tarjetas ‘black’ de Caja Madrid. Pérez Fernández fue secretario de Organización del PSM durante la etapa de Tomás Gómez y antigua mano derecha en la misma federación de Rafael Simancas, actual secretario general del Grupo Socialista en el Congreso.

El alto tribunal condenó al dirigente en firme en octubre de 2018 a dos años y medio de prisión por utilizar una tarjeta opaca de la caja de ahorros para hacer compras por importe de 120.746 euros. Los pagos se produjeron entre 2003 y 2010, cuando ocupaba un asiento en la Comisión de Control a propuesta del PSOE.

El Tribunal Supremo confirmó su condena por apropiación indebida y, a finales de ese mismo mes, ingresó en el centro penitenciario de Navalcarnero. Sin embargo, solo 10 meses después y casi a la vez que el resto de exdirectivos de la caja, Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, le concedió el régimen de semilibertad y le permitió cumplir el resto de la pena en la calle bajo la supervisión de un centro de inserción social.

Tras salir de prisión, se incorporó como personal laboral a la dirección de Renfe con un cargo de responsabilidad intermedia dentro del área de Fabricación y Mantenimiento. El exdirigente de la federación socialista madrileña se ha incorporado al ente público porque ha solicitado el final de una excedencia que pidió tras confirmarse que debía ingresar en prisión. Pérez Fernández entró en Renfe en 2010, justo cuando tuvo que abandonar la Comisión de Control de Caja Madrid por el proceso de fusión que dio lugar al nacimiento de Bankia.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario