El Govern acusará a Ciudadanos de denuncia falsa si el TSJC archiva la querella preventiva que el partido naranja presentó el pasado viernes contra el gobierno catalán por incitación a la sedición, ha dicho hoy el vicepresidente del ejecutivo catalán, Pere Aragonès.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Aragonès ha afirmado que la Generalitat ha decidido llevar a los tribunales a quienes les acusen de falsa violencia.

«Yo estoy convencido de que el Tribunal Superior de Justicia (TSJC) desestimará la querella y, cuando lo haga, nosotros también emprenderemos acciones legales. Porque creo que ya basta y que no tenemos que dejar pasar ni una, porque aquí hay límites que se han traspasado por parte de Ciudadanos. Una denuncia falsa es un delito cuando se falta manifiestamente a la verdad», ha señalado.

Aragonés también ha dicho que en la reunión con el Gobierno en el Palau de Pedralbes, el pasado jueves, propuso la creación de una «comisión de mediación, una comisión de debate, de reflexión, es decir, alguien que pudiera ayudar los dos gobiernos que estuviera por encima de la dinámica intergubernamental del día a día, y que pudiera acompañar en este diálogo».

«La primera fase es diálogo, la segunda fase es negociación, la tercera fase tiene que ser votación. Yo lo puse sobre la mesa y ellos dijeron: tomamos nota», ha añadido, por lo que espera tener respuesta de Madrid en el próximo encuentro, previsto para enero.