En un comunicado este lunes, la Generalitat ha explicado que la Conselleria de la Presidencia ha adoptado esta medida cautelar y ha instado a los Mossos d’Esquadra a proceder a la inmovilización y posterior retirada de la vía pública si vuelve a circular por Cataluña.

El viernes, el departamento presentó una denuncia a Fiscalía a través del Institut Català de les Dones (ICD), pero esto no ha evitado su circulación, ante lo que la secretaria general de Presidencia, Meritxell Masó, ha iniciado este expediente sobre procedimiento sancionador de aplicación en los ámbitos de competencia de la Generalitat.

El autobús lleva lemas impresos como ‘No es violencia de género, es violencia doméstica’ y ‘Las leyes de género discriminan al hombre’, así como una imagen del dictador Adolf Hitler con la cara maquillada y el símbolo feminista en la gorra y debajo aparece la expresión ‘StopFeminazis’.

El Ejecutivo catalán considera que los mensajes ofenden a las mujeres, colectivo protegido por la Ley de igualdad efectiva de hombres y mujeres, y «niegan la dignidad humana de las mujeres, e incitan al odio, hostilidad, la discriminación y la violencia» contra ellas.

DEJA UNA RESPUESTA