El grupo de activistas Il Padrone di Merda recorren los comercios de Bolonia avergonzando a jefes que explotan a sus trabajadores

Un informe oficial de 2017 calculó que la economía ilegal alcanzaba al 72,6% de los empleos en Bolonia, Italia