La cifra de muertos por la rotura en enero pasado de una represa que contenía residuos minerales en Brasil subió este viernes hasta los 251 con el hallazgo de un cuerpo que no pudo ser identificado inmediatamente por el avanzado estado de descomposición, informó el Cuerpo de Bomberos.

Las autoridades brasileñas aún buscan a 19 desaparecidos por el desastre minero, ocurrido el pasado 25 de enero en la ciudad de Brumadinho, en el estado de Minas Gerais (sudeste, de acuerdo con informaciones del organismo de socorro.

El domingo, una víctima mortal fue identificada, cuando el número de muertos llegó a 250, y se informó de que trabajaba como técnico de operaciones de Vale, el gigante brasileño propietario de la represa que se derrumbó, generando un alud de lodo y residuos minerales que destruyó todo lo que encontró a su paso.

Construido en 1976, el dique de contención tenía capacidad para almacenar cerca de trece millones de metros cúbicos de residuos ferrosos y agua.

La ola de barro, agua y restos minerales arrasó con el área administrativa de Vale, casas, granjas, posadas y carreteras en pocos minutos y con una fuerza descomunal.

En el frente judicial, la Policía brasileña presentó cargos hace unas dos semanas contra trece empleados de Vale, que es la mayor productora y exportadora de hierro del mundo, y de la consultora alemana TÜV SÜD por los presuntos delitos de falsedad ideológica y uso de documentos falsos. Nadie está preso hasta la fecha.

Los trabajadores de ambas empresas han sido acusados de haber certificado, al parecer de manera fraudulenta, la seguridad de la represa de residuos que colapsó en Brumadinho.

El desastre en Brumadinho se produjo tan solo tres años después de otro parecido ocurrido en Mariana, municipio que también se encuentra en el estado de Minas Gerais y donde la rotura de varios diques de la minera Samarco, controlada por Vale y BHP Billiton, causó 19 muertos y una tragedia medioambiental enorme.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario