El hijo del primer ministro de Israel, Yair Netanyahu, creaba polémica el pasado jueves tras expresar en su cuenta de Twitter su deseo de que los ancianos de izquierdas se mueran por coronavirus, tal y como publica The Jerusalem Post.

«Espero que las personas mayores que mueran después de esta protesta sean de su bloque», escribió el joven Netanyahu junior en Twitter.

El mensaje respondía a una foto de la manifestación contra su padre, Benjamin Netanyahu, debido a las conversaciones entre el partido Likud del primer ministro Netanyahu y el partido azul y blanco del ex jefe de gabinete de las FDI, Benny Gantz.

A pesar de que la policía pidió a los manifestantes que cumplieran todas las medidas relativas al distanciamiento social y el uso de mascarillas adoptadas por el Ministerio de Sanidad para hacer frente al coronavirus, las imágenes mostraron que no se cumplieron.

El propio ministro desaprobó las palabras de su hijo: «En la batalla contra el coronavirus, no hay bloques políticos, y no debe existir. El primer ministro está trabajando las 24 horas para proteger la salud y la vida de todos los ciudadanos israelíes, sin excepción» por lo que el joven viendo la repercusión decidió borrar el tweet.

Israel, uno de los primeros países en prohibir la entrada a viajeros de España, acumula 13.632 casos confirmados de covid-19 y 171 fallecidos.

Este domingo el Gobierno israelí ha comenzado a relajar las medidas de confinamiento durante dos semanas. Se permitirá hacer deporte a 500 metros del domicilio, rezar en grupos de 19 personas siempre que se mantengan los dos metros de separación, se abrirán librerías y tiendas de productos electrónicos y el 35% de los empleados volverán a su puesto de trabajo.