750.000 euros (más IVA) será la inversión que haremos los contribuyentes a través de la empresa pública Hipódromo de la Zarzuela, que en octubre pasado recibió el enésimo rescate público de los últimos años: 7,5 millones. Se trata de unos números rojos similares a los de 2017.

El Hipódromo de ha adjudicado la gestión de un restaurante en sus instalaciones del Monte de El Pardo de Madrid a una empresa formada por personas muy cercanas al presidente de la sociedad estatal, Álvaro Gutiérrez de la Fuente.

Esta concesión, adjudicada por diez años, obligará a invertir esos 750.000 euros para acondicionar el local a la empresa, cuyas sucesivas pérdidas suman desde 2005 un valor de 58 millones de euros. Además, el balance empeora al tener en cuenta que algunas de las inversiones han sido cubiertas por Patrimonio Nacional.

El contrato de arrendamiento está pendiente de formalizarse tras ser adjudicado en junio a esta empresa participada por el íntimo amigo de Gutiérrez de la Fuente, el restaurador Íñigo Ramírez, fundador del catering de alto standing Ciboulette y exsocio del presidente del hipódromo en la mercantil Racing Club 1.0 SL. El otro socio de la UTE que va a gestionar el restaurante del hipódromo, José María. El cuarto socio es el restaurante asiático Tse Yang.

Gutiérrez de la Fuente, que por su cargo presidía la mesa de contratación, subraya a eldiario.es que, ante el evidente conflicto de interés, se ausentó en la valoración de las ofertas sometidas a juicio de valor. Asegura tambiénque informó de ese conflicto a la propietaria del hipódromo, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), a través del consejo de administración del hipódromo, en el que está presente el hólding público, que depende del Ministerio de Hacienda. Sin embargo, el contrato no ha llegado a tratarse en el Comité de Dirección de la SEPI.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario