Una gran tragedia sacudió Castellón durante la madrugada de este martes cuando un hombre mató a sus dos hijas pequeñas antes de suicidarse.

El desarrollo de este suceso lo convierte en algo todavía más trágico, por lo evitable. La justicia había archivado dos procedimientos contra el parricida y la valoración policial había establecido un riesgo bajo en el caso. Pese a todo, ella se había negado en un primer momento a declarar contra él por miedo, «para no empeorar las cosas«, había dicho.

El diario Levante publicó parte de la denuncia que forma parte del atestado policial del procedimiento abierto por la jueza de Violencia sobre la Mujer el pasado 27 de febrero.
Según el medio, la madre de las dos niñas fallecidas había expresado ante la policía su temor por la vida de las pequeñas hasta en dos ocasiones tras la denuncia que había puesto contra su padre. Pese a ello la orden de protección fue rechazada.

En el atestado quedaba implícito, con una simple lectura superficial, que el parricida estaba amenazando con matar a las menores: «Ya te puedes ir despidiendo de las niñas. Si es eso lo que quieres, terminarás haciéndole daño a las niñas. ¿Entiendes lo que te digo?«.

Las intenciones estaban más que claras: «Tú sabes lo que haces: ya estás sentenciada«. «Me voy a cargar lo que más quieres«. «Te vas a quedar sola. Yo no te voy a dar ni un puto duro. De aquí yo voy a acabar en la cárcel y todos muertos«. Ahora, podrán depurarse responsabilidades, pero eso jamás devolverá a esas niñas a su madre.

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA