Los 60 aerogeneradores de 200 metros de altura en punta que plantean los proyectos de las multinacionales Statkraft y Enel pueden afectar sin remedio al ayuntamiento ourensano de A Veiga y otros municipios limítrofes para el mantenimiento de un turismo rural de calidad en el entorno de la montaña más alta de Galicia.

El macizo del Peña Trevinca alberga algunas de las mejores muestras de paisajes glaciares del norte peninsular / Creative Commons

Para la Asociación Salvemos Cabana, como entidad de defensa ambiental, la implantación de los parques eólicos Prada (170,5 MW) y Alto Cabrera (144 MW) es incompatible con el desarrollo de la Ley 7/2011, de Turismo de Galicia, que ha conformado el concepto de geodestinos como el de Manzaneda-Trevinca, entendiendo como tales «las áreas o espacios geográficos limítrofes que comparten una homegeneidad territorial basada en sus recursos turísticos naturales, patrimoniales y culturales».

Además, según la normativa, los geodestinos «tendrán un especial protagonismo en las acciones de promoción turística de la Administración autonómica» y podrán ser utilizados dentro de la marca turística global «Galicia».

Aparte de A Veiga, el geodestino Manzaneda Trevinca está compuesto por otros ocho ayuntamientos de la comarca de Valdeorras, como son O Barco, A Rúa, Rubiá, Carballeda, Vilamartín, Larouco y O Bolo. Sin embargo, el impacto de los parques eólicos proyectados en el entorno del macizo de Peña Trevinca tendrá consecuencias negativas sobre la imagen turística de la mancomunidad, que junto con el geodestino Ancares-Courel aspira a convertirse en referente gallego de esta singular figura de promoción territorial como camino de «ecoturismo experiencial, no estacional y multiproducto».

UN PARAJE ÚNICO

Localizado en el sureste de Ourense, el macizo de Peña Trevinca es un espacio natural de elevado valor ecológico y patrimonial que abarca 25.000 hectáreas y las cumbres más altas de Galicia como Peña Trevinca, de 2.127 metros, Peña Negra (2.123) y Peña Surbía (2.122) en la confluencia de la Serra do Eixe, la Serra Calva y la Serra Segundeira, lo que supone una referencia inestimable a nivel provincial y autonómico y un factor clave para el desarrollo del denominado «Turismo Verde».

Como lleva años recordando la asociación, «no todo vale para la implantación de energías alternativas como la eólica, más cuando a nivel territorial no se está llevando a cabo una cuidada planificación y una y otra vez la práctica demuestra que se está primando únicamente el máximo beneficio empresarial a cambio de permitir inasumibles impactos sobre el paisaje, biodiversidad y la población de las zonas afectadas en una industrialización a gran escala de la naturaleza nunca antes vista y a menudo desarrollada para el sostenimiento del estilo de vida y el derroche energético habitual en las grandes urbes y sus áreas de influencia».

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA