El software Open Source ha transformado el comercio electrónico de una manera que en décadas pasadas era inimaginable. Esta comunidad se divide en contribuidores eventuales de cualquier parte del mundo, así como ingenieros de software, que los desarrolladores pueden usar para crear nuevos tipos de aplicaciones descentralizadas.

Un ejemplo de este tipo de plataformas descentralizadas es Ethereum (ETH), una plataforma descentralizada de código abierto que se basta en la tecnología blockchain. Esta red sirve como base sobre la que se ejecutan contratos inteligentes que se programan en forma de aplicaciones descentralizadas o DApps. La ventaja de este soporte reside en que sobre las aplicaciones de Internet actuales a menudo son más seguras, más confiables y más aptas para la privacidad. 

Así, miles de desarrolladores de todas partes del mundo se encuentran creando aplicaciones en Ethereum e inventando nuevos tipos, muchas de las cuales se pueden encontrar hoy en día: carteras de criptomonedas que permiten realizar pagos baratos e instantáneos; aplicaciones financieras que le permiten préstamos o inversiones; mercados descentralizados que permiten intercambiar activos digitales y hasta juegos donde cuentas con activos y puedes gastar dinero real.

El éxito de este tipo de plataformas reside en que, por ejemplo, el propósito de Ethereum es el de descentralizar la web mediante la introducción de publicación de contenido estático, mensajes dinámicos, transacciones confiables y una interfaz de usuario integrada y funcional. Por otro lado, plataformas como Bitvavo se encargan de dicho intercambio de criptomonedas de una forma segura y eficaz, logrando cerrar esa brecha entre las monedas tradicionales y las criptomonedas y posicionándose como la principal en cuanto a intercambio.

Además, desde Bitvavo también se encargan de dar información sobre la cotización, evolución de precio, cambio e información sobre plataformas como Bitcoin, Ethereum… La empresa está disponible en hasta 25 países desde los que se puede utilizar sus servicios. Muchos de sus usuarios afirman que la plataforma es “ágil” y “fácil” de utilizar, tanto su interfaz básica para usuarios que se inician por primera vez hasta su interfaz más avanzada para veteranos.

Es el éxito de las distintas plataformas que giran en torno al Open Source destaca la fiabilidad de sus sistemas, la transparencia, sencillez y rapidez con la que operan; lo que ha llevado a posicionar este tipo de comercio electrónico como uno de los líderes principales dentro del mercado. Algunas de las diferentes ventajas que supone el uso de código abierto:

1.Presenta cientos de contribuidores.Cuentan con un número muy grande de desarrolladores trabajando en el funcionamiento de la plataforma. Así, en la mayoría de estas organizaciones cuentan con el apoyo de ingenieros de software con experiencia en código abierto que les permite la correcta administración de las contribuciones.

2.Versión de comunidad sin coste. La mayoría tienen que devolverle a los contribuidores el resultado del proyecto; no significa que el desarrollo sea gratis sino que, por su naturaleza, no se cobra por su uso.

3.Componentes y extensiones. Cuando un proyecto goza de cierto nivel en el mercado surgen nuevas necesidades, de las que nacen proyectos de extensiones que desarrollan la funcionalidad de la propia plataforma Open Source.