Eldiario.es


El equipo de Investigación y Reconstrucción de Accidentes (DIRAT) de la Escuela de Tráfico de la Guardia Civil de Mérida podría tardar meses en entregar a las autoridades judiciales el informe oficial sobre el siniestro ocurrido el pasado mes de mayo en la AP-9 en el que fallecieron tres jóvenes de 17 años.

Así lo ha explicado el teniente Alfonso García Rodríguez, que está al frente de la investigación y que este martes se personó con el equipo que dirige en el lugar de los hechos para recabar información, la cual analizarán con pausa antes de concluir cuáles fueron exactamente las causas del siniestro mortal.

“Esto es un trabajo que lleva tiempo y análisis de documentación, cálculo, hacer pruebas ensayo error”, ha dicho García Rodríguez, quien ha explicado que, en todo caso, no iba a adelantar información alguna.

“Sería una falta de lealtad a la autoridad judicial, a mis superiores y a las familias de los implicados en el siniestro”, ha explicado.

El teniente ha detallado que han de analizar los neumáticos, el sistema de dirección, el sistema de frenos o los elementos de seguridad activa y pasiva del automóvil en que viajaban los cinco jóvenes.

En cuanto al factor humano, ha explicado, se han de analizar autopsias y partes de lesiones, además de todas las circunstancias a las que tengan acceso del conductor y los ocupantes.

Todo ello, junto con las huellas en la calzada y la información que ya recopiló en su momento la Guardia Civil de O Porriño, será examinado con la tecnología más avanzada para tratar de remitir un informe los más detallado posible a las autoridades judiciales, lo que puede llevar meses.

“No lo vamos a hacer público porque no podemos hacerlo, pero además sería temerario. Nosotros estamos haciendo el trabajo de campo, de hecho todavía nos falta hacer algunas pruebas, y sería temerario analizar ya los factores”, ha concluido.

Los fallecidos, dos chicas y un chico, viajaban en la parte trasera del Peugeot 207 siniestrado que quedó destrozado tras salirse de la vía, chocar contra el guardarraíl, luego contra una columna y acabar atrapado en la mediana.

Ver en Eldiario.es