El comandante en jefe del Ejército tailandés criticó hoy a quienes protestan por el retraso del anuncio de los resultados oficiales de las elecciones celebradas el pasado 24 de marzo y les dijo que «hay muchos tipos de democracia».

El general Apirat Kongsompong, recordó que los tailandeses tendrían que esperar hasta el 9 de mayo para conocer los resultados de las primeras elecciones celebradas en el país asiático desde el golpe de Estado de 2014 y afirmó que quienes protestaban por el retraso «no tienen ninguna razón» para hacerlo y les acusó de tratar de «crear división entre los tailandeses».

La Comisión Electoral ha ido retrasando el anuncio del resultado oficial de las elecciones desde el día de los comicios, aduciendo problemas con el sistema informático, y ha anunciado que no los revelará hasta algunos días después de la coronación del Rey Vajiralongkorn, prevista para los días 4 a 6 de mayo.

El retraso de la CE, cuyos miembros fueron nombrados por la junta militar que dio el golpe de Estado hace cinco años, ha suscitado todo tipo de acusaciones y según una encuesta de Suan Dusit publicada el domingo, al 69,47 por ciento de los tailandeses le preocupan las prácticas fraudulentas, la falta de transparencia y los resultados poco claros en las elecciones.

Centenares de tailandeses se manifestaron el domingo en Bangkok contra la falta de transparencia de la CE, y un grupo de activistas de la Universidad De Thammasat, institución tradicionalmente progresista, organizó una recogida de firmas para pedir que salgan a la luz los resultados de los comicios y que la CE sea llevada ante los tribunales.

«¿Por qué no van al Parlamento a pelearse como en otros países?», dijo el general Apirat en referencia a los manifestantes, a pesar de que el Parlamento no podrá reunirse hasta después de que se hagan públicos los resultados de las elecciones.

Pese a la incertidumbre que pesa sobre los resultados, el pasado miércoles siete partidos antijunta anunciaron su intención de formar una coalición de Gobierno, ya que según sus propios cálculos contaban con una mayoría de 255 escaños, de los 500 escaños electos de la Cámara Baja del parlamento.

Pero aunque dicha coalición antijunta podría contar con mayoría de escaños en la Cámara Baja, la elección del primer ministro dependerá también del voto de los 250 miembros del Senado, nombrados a dedo por la junta militar y que en principio se decantarían por el exgeneral golpista Prayut Chan-ocha.

«Para los estudiantes, profesores universitarios y funcionarios que estudiaron en el extranjero, algunos de los cuales recibieron becas de Palacio, me gustaría enfatizar que no importa que tipo de democracia hayáis estudiado, la democracia ha sido adaptada para adaptarse a diferentes culturas en todo el mundo […] Hay muchas formas de democracia», insistió el general.

Tailandia ha sufrido 21 golpes de Estado, entre exitosos y fallidos, desde la caída de la monarquía absolutista el año 1932.