Redacción Ecología

“No me imaginaba que esto pudiera pasar en un pueblo de 1200 habitantes porque entendía que éramos vecinos ante todo”. La cantidad de actuaciones caciquiles que se dan en la política extremeña hace necesario revisar ciertos casos. Entre ellos, el de este hijo de emigrantes retornado que llegó a la alcaldía de Carcaboso de la mano de una plataforma ciudadana y que comenzó su revolución verde con un simple gesto; plantando dos tomateras frente al ayuntamiento. Su trabajo de años, reconocido por la UNESCO, incluyó el reparto de lotes de tierra municipal para huertos de consumo, el apoyo de cooperativas transformadoras, el estímulo de la producción y la distribución local y la realización de proyectos ecológicos de todo tipo.

Sin embargo, Alberto Cañedo se topó con una oposición más que dura y acabó su sueño de ser alcalde de una manera impensable: con una inhabilitación de casi dos décadas y la obligación de pagar entre multas y costas judiciales más de 120.000 euros. ¿cómo ha sido esto posible? En el libro de Eduardo Muriel que el mismo Alberto Cañedo, presenta el jueves 19 de abril en La Biblioteca Central de Córdoba, a las 19, 00 horas, trata de ser el espacio que este exalcalde no ha encontrado en los medios de comunicación regionales.

Convocan: Colectivo Prometeo, IU, EQUO Córdoba, Fundación EQUO, Frente Cívico, Ganemos y Podemos

Deja un comentario