El Juzgado de Instrucción Número 3 de Madrid ha decidido archivar provisionalmente la investigación sobre las cartas amenazantes recibidas en el marco de la campaña electoral del 4-M en Madrid por el entonces candidato de Podemos, Pablo Iglesias; el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska; y la directora de la Guardia Civil, María Gámez; al no poder identificar al autor de las misivas.

El pasado 22 de abril, se supo que Iglesias, Grande-Marlaska y Gámez habían recibido cada uno de ellos una carta sin remitente que contenía un mensaje amenazante y balas.

Las de Iglesias y Grande-Marlaska llegaron al Ministerio de Interior. La destinada al líder de Podemos contenía dos balas del fusil tipo Ceme y un mensaje: «Has dejado morir a nuestros padres y abuelos. Tu mujer, tus padres y tú estáis sentenciados a la pena capital. Tu tiempo se agota».

El sobre enviado al ministro de Interior tenía dentro dos cartuchos sin percutir del calibre 7,62×51 y un escrito que decía textualmente: «Tienes 10 días para dimitir. El tiempo de reírte de nosotros se terminó. Policía Nacional, Guardia Civil. El tiempo lo tienes en contra para los taponazos».

La directora de la Guardia Civil, por su parte, recibió la carta en la secretaría de su despacho, con un cartucho del calibre de 7,62 mm y otra nota amenazante dentro.

Posteriormente, la ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto, recibió en la sede de su Ministerio otro sobre con una navaja manchada de rojo. En este caso, el remitente ha sido identificado como un vecino de El Escorial con un problema de salud mental que ha enviado otras cartas amenazantes, entre otros, a la Embajada de Turquía.

Fuente: Agencias (Europa Press), Contrainformación

DEJA UNA RESPUESTA