PAMPLONA, 29 (EUROPA PRESS)

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 ha decretado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del conductor que, cuando circulaba a más de 100 km/h, se saltó en rojo un semáforo y atropelló mortalmente a un hombre de 32 años que cruzaba un paso de peatones a las 0.10 horas del viernes en Pamplona.

El juez le imputa delitos de homicidio, conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas o drogas tóxicas, conducción temeraria con manifiesto desprecio para la vida de las personas y abandono del lugar de un accidente.

En el auto, que puede ser recurrido, el magistrado relata que, sobre las 0.10 horas del día 28 de mayo de 2021, el investigado conducía, bajo la influencia de bebidas alcohólicas y cocaína y éxtasis, un turismo a gran velocidad por la avenida de Barañáin, donde comenzó a ser perseguido por una patrulla de Policía Municipal por la avenida de Bayona.

Allí, según consta en la resolución judicial, «sin respetar un semáforo en fase roja y circulando a más de 100 kilómetros por hora, atropelló en un paso de cebra al peatón Pablo Salinas Cervera, quien resultó fallecido en el acto, dándose a la fuga y abandonando el vehículo marchándose a pie y ocultándose en la zona de la avenida de Guipúzcoa entre la vegetación donde fue finalmente localizado por otra patrulla de Policía Municipal».

En la comparecencia celebrada este sábado en el Juzgado de Guardia, el fiscal ha solicitado el ingreso en prisión provisional del imputado.

El juez destaca que, de lo actuado hasta ahora en la causa, se desprende la existencia de delitos de homicidio, conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas o drogas tóxicas, conducción temeraria con manifiesto desprecio para la vida de las personas y abandono del lugar de un accidente, delitos con penas superiores a los dos años.

En cuanto a los indicios de criminalidad, el juez señala las circunstancias de su detención en los términos que constan en el atestado presentado, las manifestaciones de los agentes y testigos que presenciaron la conducción y las grabaciones de las cámaras y el cálculo de velocidades realizado por la fuerza policial actuante.

El magistrado ha decretado el ingreso en prisión debido a «la extrema gravedad de los hechos, los bienes personales en juego y las elevadas posibilidades de eludir la acción de la justicia ante la gravedad de las penas que en su día pudieran imponerse, ya que no sólo se dio a la fuga tras el accidente sino que abandonó el vehículo ocultándose para evitar su detención».

DEJA UNA RESPUESTA