La presidenta de RTVE desde hace dos años, Rosa María Mateo, se ha convertido en noticia hoy durante su comparecencia ante la Comisión Mixta de Control Parlamentario de la corporación pública, a la que asistía para rendir cuentas de su actividad.

Mateo ha protagonizado un lapsus muy comentado en redes sociales y es que ha rebautizado a “Radio Televisión Española” como “Radio televisión espantosa”.

«Se elaboró un plan para prever la posibilidad de que una o varias de las sedes de Radio Televisión Espantosa…de Radio Televisión Española, perdón, afrontasen un episodio de contagio importante «, señalaba la periodista.

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, comentaba el error en su cuenta de Twitter:  «Qué absoluta maravilla».

Mateo ha aprovechado también para responder a las reiteradas peticiones de dimisión por parte del PP en el Senado: «No voy a presentar mi dimisión hasta que ustedes no decidan quién va a gobernar TVE. Lo vuelvo a repetir, que lo tengan claro».

PP, Vox y Ciudadanos han aprovechado sus intervenciones para afirmar que en RTVE impera «manipulación maligna», que la Corporación está «absolutamente entregada al poder sanchista«, que su dirección se reconoce por su «sectarismo», que actúa como «altavoz» del PSOE y Unidas Podemos o que TVE se ha convertido en un aparato de propaganda.

A lo que la periodista ha respondido: «Como administradora de la corporación les pido a todos que dejen de usar RTVE para sus fines políticos. Creen que atacan al Gobierno, pero se equivocan, solo atacan a unos grandes profesionales que se pueden equivocar como todo el mundo, pero que se han estado jugando la salud para mantener informada a la población».