Francisco Serrano, líder del partido de extrema derecha Vox en Andalucía, ha presentado este miércoles su baja del partido tras conocerse que la Fiscalía Superior de Andalucía había presentado una querella contra él por un presunto fraude de subvenciones.

Serrano recibió junto a su socio unas ayudas públicas de 2,5 millones de euros en 2016 del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital para la puesta en marcha de un proyecto empresarial que jamás se realizó. Así lo entiende la Fiscalía Superior de Andalucía, que ha interpuesto una querella criminal contra el juez en excedencia y su asociado ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía por considerar que existen indicios de delito de fraude. Presuntamente, falsearon el capital social de la sociedad para conseguir todo ese dinero.

En marzo de 2016, Serrano constituyó, junto a su entonces socio Enrique Pelegrín Díaz, la sociedad limitada Bio Wood Niebla, con un capital social de 1,2 millones de euros y percibieron una ayuda para instalar la localidad onubense de Niebla una fábrica de pellets. El proyecto recibió el 1 de diciembre de ese mismo año la subvención a devolver en 10 años, con tres de carencia. La investigación practicada por la Fiscalía de Sevilla en noviembre de 2019 concluyó que “no consta la realización del proyecto comprometido para la fabricación de pellets para la que se solicitó la ayuda, ni el reintegro del préstamo”.

Serrano señala que toma esta decisión “para evitar que la necesaria labor de regeneración que necesita Andalucía y que abandera Vox se vea manchada por las acusaciones” de las que, dice, está “siendo víctima”.

En un breve comunicado, Vox afirma que “respeta la decisión del señor Serrano y se han comprendido sus explicaciones. Y del mismo modo le deseamos suerte en el proceso al que se enfrenta a partir de ahora”. También le agradece el “trabajo realizado”.