El pediatra Mina Chowdhury protagonizó una de las mayores estafas de la medicina en Reino Unido.

Mina Chowdhury, pediatra de 44 años que ejercía en un hospital de Londres, diagnosticó falsamente a niños con cáncer para tratar de asustar a los padres para que paguen por un tratamiento privado, según informa el diario ‘The Telegraph’.

En uno de los casos, el pediatra le dijo a una mujer, que su hijo de dos años podría padecer ‘cáncer de sangre o linfoma’, para lo que le sugirió un tratamiento en Londres, alegando que ningún hospital en Escocia podría realizar un ecocardiograma en un niño.

En otra oportunidad, diagnosticó a una bebé de 15 meses con un bulto en la pierna y aseguró que este se trataba de un ‘sarcoma de tejido blando’, informa Daily Record. Chowdhury dijo a los padres que él podía contactar con un médico de Londres para realizar una ecografía, resonancia magnética y biopsia en cuestión de días.

A un menor lo diagnosticó con un “neuroblastoma en el estómago que podría extenderse si no se trata”. El médico les dijo que se prepararan para una charla que todos temen, antes de agregar: “vamos a hablar de la palabra ‘C’”.

Este motivo llevó a los padres a optar por su clínica privada Meras Healthcare, ubicada en Londres. La clínica estaba atravesando un periodo de crisis financiera y con el dinero de los falsos diagnosticos recibiría un impulso para salir de la crisis.

Un panel de médicos y autoridades deberá decidir si su capacidad para ejercer la medicina está deteriorada debido a una mala conducta. De ser así, se establecerá la sanción apropiada que podría incluir su eliminación del registro médico.

Chodgury fue juzgado este miércoles pero todavía no se conoce su castigo de manera oficial.