Borrador automático

Javier F. Ferrero

El plástico se ha convertido en un material ubicuo en el Mediterráneo. Es parte de la vida de las personas y es Una presencia habitual en sus playas y en el mar. Todos los años, 0,57 millones de toneladas de plástico entran en aguas mediterráneas, el equivalente a tirar 33,800 botellas de plástico en el mar cada minuto.

El plástico tiene efectos negativos, y con frecuencia letales, sobre la vida marina. También perturba la rica biodiversidad marina del Mediterráneo y ensucia sus costas. La cuenca mediterránea produce el 10% de todos los productos plásticos, lo que la convierte en el cuarto mayor productor mundial de este material. Barcelona y Valencia están entre las ciudades que más plástico acumulan en sus costas de toda la región, de acuerdo al nuevo informe de WWF.

España ocupa el cuarto lugar en producción de plásticos y está entre los tres países con mayor porcentaje de residuos plásticos reciclados. La gestión de los residuos plásticos es una de las tareas pendientes de todos los países mediterráneos, y contribuye de manera significativa al récord de contaminación plástica en el Mediterráneo.

Sobre la base de los resultados de este estudio, WWF insta a gobiernos, industria y ciudadanos para asumir la responsabilidad y construir conjuntamente un modelo eficiente de economía circular en el que se evite el plástico innecesario y ningún plástico se convierta en desperdicio.

WWF pide a los gobiernos mediterráneos:

• Entrar en un tratado legalmente vinculante para eliminar la contaminación por plástico en la naturaleza para 2030, y apoyo mutuo para lograr este objetivo.
• Prohibición de los productor plásticos de un solo uso y solicitud de responsabilidades a la industria por el impacto de este tipo de productos en la naturaleza.
• Invertir en sistemas efectivos de gestión de residuos. Asegurar que todo el material sea recolectado, reutilizado y reciclado.
• Apoyar la innovación de alternativas plásticas y el desarrollo de un mercado para el reciclado.
• Promover el consumo responsable y adecuado. Gestión de residuos entre residentes y
los turistas

WWF llama a la industria a:
• Asumir la responsabilidad del ciclo de vida completo de los productos plásticos, en lugar de pasar el costo de los residuos a la sociedad y la naturaleza.
• Diseñar productos que eliminen cualquier plástico innecesario y que puede ser fácilmente reciclado y reutilizado.
• Producir productos hechos de materiales reciclados, sin el uso de ningún plástico nuevo innecesario.

WWF llama a los ciudadanos a:
• Evite consumir productos de plástico de un solo uso, y adopte alternativas ecológicamente racionales.
• Clasificar los residuos siguiendo los requisitos de los municipios locales.
• Usar su poder para llamar al gobierno y la industria a tomar todas las acciones necesarias.

Una enorme pérdida económica

Las pérdidas atribuidas a la contaminación plástica se estiman en 641 millones de euros cada año, siendo el turismo el sector más afectado.

  • TURISMO
    Este sector, clave en las economías de los países bañados por el mediterráneo, pierde hasta 268 millones de euros cada año por la contaminación plástica. El turismo aumenta la generación mensual de residuos en un tercio durante el horario de verano, que cuesta un promedio de 1.300 € por tonelada.
  • INDUSTRIA MARÍTIMA
    La industria marítima pierde unos 235 millones de euros al año por el plástico en el oceano. El transporte marítimo es especialmente vulnerable a las colisiones con el plástico. objetos, enredos de objetos flotantes con palas de hélice, y obstrucción de las tomas de agua para los sistemas de refrigeración del motor. Los costos son
    incurridso por el tiempo de inactividad del barco, retrasos y mantenimiento adicional. Las instalaciones portuarias también están en riesgo de daños por la contaminación plástica, incluyendo la obstrucción de las vías navegables, lo que crea retrasos e incurre en costos de limpieza.
  • SECTOR PESQUERO
    El sector pesquero pierde cerca de 138 millones de euros al año por la contaminación plástica. Los residuos plásticos marinos pueden obstruir los motores de los barcos y las redes de pesca. El mayor costo para el sector es relacionado con el daño y mantenimiento de los barcos causado por colisión con residuos plásticos y retrasos causados ​​por las redes de pesca que se llenan con plástico en lugar de los peces.

Para evitar que la vida marina desaparezca ahogada en plástico, WWF ha puesto en marcha una recogida de firmas para pedir a los gobiernos del mundo que inicien las negociaciones para adoptar un Acuerdo Global para eliminar la contaminación marina por plásticos.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario