Nacho Duato, coreógrafo y bailarín de ballet, ha emocionado a las redes y a los espectadores del programa ‘Prodigios’ de RTVE. Después de la actuación de Saïd, un bailarín de ballet, el que fuera director artístico de la Compañía Nacional de Danza recordaba sus inicios: “Yo empecé a bailar a los 13 años. En casa no me dejaban. Me tuve que ir a un estudio de Ballet”.

“Todo eran niñas, yo era el único niño. Cuando salía tenia que poner las mallas y las zapatillas escondidas porque los niños de mi colegio me llamaban “marica, eso es para nenas””, añadía Duato, quien también rememoraba que su padre le decía que hablara como un hombre y explicaba como cuando jugaba con su prima, la actriz Ana Duato, se escondía.

Acto seguido, el juez del programa televisivo enumeraba alguno de los centros donde había llegado a actuar: «Mi padre en toda mi carrera creo que ha venido a verme bailar cuatro veces”, explicaba.

“Sigue adelante porque se lo que vas a conseguir. Que suerte que hayas nacido en una España libre, democrática, no la España que me tocó vivir a mí”, finalizaba Nacho Duato entre los gestos de emoción y asombro de los allí presentes y ensalzando las palabras del concursante de sus ganas de “reivindicar el puesto del hombre en la danza”.

El vídeo, que no ha parado de circular por las redes, ha sido mencionado por diferentes personalidades de la televisión y de la cultura que remarcaban el mensaje del bailarín.