Delegaciones del Mercado Común del Sur (Mercosur) y de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA) celebran desde este martes y hasta el próximo viernes en Buenos Aires una nueva ronda de negociaciones para avanzar en un acuerdo comercial entre ambos bloques, informaron fuentes oficiales argentinas.

Las reuniones, que se celebran en la sede de la Cancillería argentina, están encabezadas por el subsecretario del Mercosur y Negociaciones Económicas Internacionales de la Argentina, Victorio Carpintieri, y el director general del Ministerio de Comercio, Industria y Pesca de Noruega, Jan Farberg, por parte de la EFTA.

“El acuerdo con EFTA es parte del plan de modernización del Mercosur para transformarlo en una plataforma orientada a la inserción inteligente de sus miembros en la economía global”, señaló en un comunicado el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería Argentina, Horacio Reyser.

A su juicio, la negociación del Mercosur, con Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay como Estados miembros, con EFTA, integrado por Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza, tiene importancia no sólo desde lo económico y comercial sino también por lo estratégico.

Se busca que este acuerdo se complemente con el que desde hace dos décadas también se negocia con la Unión Europea, al ser el EFTA una zona con mercados que no forman parte de la UE.

En la ronda de negociaciones de Buenos Aires, según informó la Cancillería, se continuará trabajando “en función de los compromisos alcanzados en las reuniones anteriores”, en vistas a propiciar avances en el intercambio de ofertas de acceso a bienes, servicios, inversiones y compras gubernamentales.

El pasado diciembre, al asumir la presidencia semestral del Mercosur, Argentina resaltó que buscará dar impulso al cierre de los acuerdos comerciales pendientes con la UE, con la EFTA y con Canadá, además de lanzarse a Centroamérica lo más rápido posible y pujar por el diálogo con la Alianza del Pacífico.

Entre 2015 y 2017, el promedio anual del comercio entre los dos bloque superó los 7.000 millones de dólares.

Deja un comentario