Esta autorización tiene por objeto que la comunidad autónoma pueda cubrir parte de los vencimientos de deuda pública, tanto del ejercicio como anticipados, por lo que la deuda formalizada hasta dicho importe no supondrá un aumento del endeudamiento del País Vasco al final del ejercicio.

Sin embargo, la autorización para realizar estas operaciones de crédito a la comunidad autónoma sólo podrá amparar operaciones formalizadas hasta el 31 de diciembre de este año.

Estos permisos se efectúan en cumplimiento del artículo 14 de la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA), y del artículo 20 de la ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera (LOEPSF).

Deja un comentario