El embajador de Palestina en Bolivia, Mahmoud Elalwani: «El mundo no aceptará un nuevo apartheid»

Como Pueblo Palestino, tenemos derecho a vivir en nuestra Patria y la cuestión, hoy en el territorio de Cisjordania, es Paz o Apartheid o segregación en razón de raza, y ese muro se cayó en Sudáfrica hace 30 años.

La afirmación corresponde al embajador de Palestina en Bolivia, Mahmoud Elalwani en el “Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino” desarrollado este miércoles 1 en la Cancillería boliviana, en presencia del canciller Rogelio Mayta, la prensa y Cuerpo Diplomático.

Elalwani recordó que en Cisjordania, territorio ocupado ilegalmente, viven actualmente 13.5 millones de personas. “El 50 de esa población son palestinos, el otro 50% son israelíes. Pero Israel quiere ‘tragarse’ la mayor cantidad de superficie con la menor demografía palestina. Es inaceptable”, indicó.

El Pueblo Palestino, como todo pueblo en el mundo, tiene derecho a la Soberanía y Autodeterminación. Rechazamos de manera contundente cualquier adhesión colonial, y en este tiempo Israel mata, abusa, secuestra cadáveres y destruye miles de hogares palestinos, precisó.

Y agregó: “Queremos una Paz Justa y Duradera. Llamamos a la Comunidad internacional a asumir acciones concretas, en el plano diplomático y de relacionamiento entre Estados”, para evitar instaurar un nuevo Apartheid, prevenir la toma violenta de tierras y poner fin a la ocupación israelí que es ilegal.

El Apartheid fue un sistema de segregación en razón de raza, que funcionó en base a leyes, nacionales pero racistas, entre 1948 y 1991 y despojó de múltiples derechos a la población negra mayoritaria. Esas leyes fueron anuladas por: presión internacional, Referéndum sudafricano y por la “Resistencia negra” liderada por Nelson Mandela, quien estuvo 27 años en prisión.

En 1994, Mandela fue elegido primer Presidente Negro de Sudáfrica. Una de sus primeras acciones de conducción de Estado fue instaurar la “Comisión Sudafricana de la Verdad y la Reconciliación” para apaciguar el rencor y resentimiento entre blancos y negros que comenzó a poner fin a tres siglos de discriminación racial.

3 Comentarios

  1. La historia se repite, y los que fueron puestos en campos de concentración, no sacaron de la experiencia, la lección liberadora, sino la opción castrante de la miseria que se les impuso.

    La historia se repite y se podrá seguir repitiendo sino sabemos leer las crónicas de la vida.

    Alguien dijo: El pueblo israelí obtuvo el pequeño Estado de Israel, pagando con 7 millones de victimas. ahora que han duplicado su territorio, y que lo quieren cuadruplicar, estarán preparados para realizar ese costoso pago?

  2. ¿Embajador de qué o quién?
    Un recordatorio para e personal sectario: El Mandato de Palestina es un documento internacional legalmente vinculante que fue aprobado por unanimidad por los 51 miembros de la Liga de Naciones en 1922. El Mandato trabajó para implementar el objetivo de la Declaración Balfour de establecer un hogar nacional judío en el área geográfica conocida como Palestina.
    El artículo 6 del Mandato para Palestina alentaba «el asentamiento cercano de judíos en la tierra, incluidas las tierras estatales que no se requieren para uso público». Durante el período del Mandato, se establecieron comunidades judías en Judea y Samaria («Cisjordania») como Neveh Ya’acov, Gush Etzion y varias comunidades al norte del Mar Muerto.
    Aunque la Liga de las Naciones fue reemplazada por las Naciones Unidas después de la Segunda Guerra Mundial, el Artº 80 de la Carta de la ONU estipulaba que la ONU no alteraría los estados, pueblos o mandatos existentes. Esto significó que la ONU protegió y reconoció el derecho legal para el establecimiento de un estado judío y un asentamiento judío de la tierra que se extendía desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo, que iba a ser el límite del Mandato de Palestina.
    Además, este límite delimitaba las fronteras de Israel. Según la doctrina del derecho internacional consuetudinario de uti possidetis juris, los países de nueva formación adquieren sus fronteras administrativas anteriores a la independencia.
    El 29 de noviembre de 1947, la Asamblea General de la ONU aprobó la Resolución 181, que recomendaba la partición de la tierra asignada a una patria nacional judía en dos estados: un estado judío y un estado árabe. Sin embargo, como todas las resoluciones de la AGNU, la Resolución 181 de la ONU era simplemente una recomendación no vinculante que no tenía fuerza de ley. Israel aceptó la propuesta y los estados árabes la rechazaron.
    La misma noche en que Israel declaró su independencia en mayo de 1948, cinco ejércitos árabes invadieron Israel. Durante la guerra, Jordania ocupó ilegalmente el área de Cisjordania y expulsó a las comunidades judías que allí existían. El 3 de abril de 1949, Israel y Jordania firmaron un acuerdo de armisticio. El acuerdo subrayaba que la línea del armisticio no constituiría una frontera internacional y solo funcionaría como una línea de alto el fuego militar, como se estipula en el Artículo II (2) del acuerdo.
    EN 1950, Jordania anexó los territorios que capturó durante la guerra de 1948. Gran Bretaña y Pakistán fueron los únicos dos países que reconocieron la anexión de Jordania de Cisjordania, mientras que el resto de la comunidad internacional, incluidos todos los estados árabes, la rechazaron. Estas líneas de armisticio se mantuvieron hasta 1967 con la Guerra de los Seis Días.
    Después que Jordania atacara a Israel el 5 de junio de 1967, Israel logró recuperar el territorio de Cisjordania que le fue asignado bajo el Mandato. Posteriormente, Israel estableció comunidades judías en Cisjordania, incluso en lugares que fueron destruidos durante la guerra de 1948.
    Quien no piense con las vísceras que se culturice, que para eso están los libros.

DEJA UNA RESPUESTA