Este lunes, el periódico El Mundo publicaba una noticia bajo el titular: «¿Son demasiado generosas las pensiones? Cada jubilado recibe un 51% más de lo que aporta, según los actuarios» en la que, además de cuestionar si las pensiones son demasiado generosas se hacía eco de un informe del Instituto de Actuarios Españoles según el cual no existe un criterio equitativo a la hora de decidir si se adelanta o se retrasa la jubilación.

Según el citado medio, los actuarios ponen de manifiesto que el modelo actual de pensiones está lejos de ser equitativo y resulta demasiado «generoso» en ciertos aspectos.

Además de señalar que el sistema contributivo de jubilación devuelve un 51% más de lo que recibe, los actuarios aclaran que con un perfil de cotizaciones cóncavo, similar al de la evolución tipo de los salarios, se recibiría un 89% más.

La noticia llegaba justo en el momento en que se va a retomar la reforma de las pensiones y el diario ha recibido una lluvia de críticas por parte de los usuarios.

Hace tan solo unas semanas El Mundo publicaba otro artículo en el que trataba también el tema de la generosidad de las pensiones bajo el título: «La generosidad de las pensiones: los jubilados reciben 1,74 euros por cada euro cotizado», una información aportada por el Banco de España.

Según la Estimación del rendimiento financiero del sistema de pensiones, en el caso de las pensiones anticipadas el coste de pensión unitaria (CPU) es de 1,39 euros y en las pensiones de los trabajadores que han alargado su vida laboral voluntariamente el CPU alcanza los 1,74 euros.

En el documento del Banco de España se recoge también el TIR de cada una de las diferentes pensiones, o lo que es lo mismo, «el rendimiento que sería necesario aplicar a las cotizaciones sociales durante la vida activa para que el conjunto de aportaciones al sistema se igualase a las prestaciones recibidas de este en forma de renta vitalicia, durante la jubilación».

El rendimiento medio real de las altas de jubilación en 2017 alcanzaría el 3,5%, a las jubilaciones ordinarias le correspondería un 4,1%, las jubilaciones anticipadas llevarían asociada la rentabilidad más baja, un 2,8%, y las pensiones demoradas voluntariamente obtendrían una rentabilidad media del 3,7 %.

Para finalizar, el diario añadía que la cifra de jubilaciones anticipadas en España es muy elevada.

Los actuarios consideran que el Pacto de Toledo debe actuar sobre «el tope del 100% del coeficiente por años cotizados y corregir las elevadas penalizaciones por anticipar la edad de jubilación y las bajas bonificaciones por retrasar la edad de jubilación».