El reputado diario norteamericano ‘The New York Times’, tras publicar hace unas semanas un artículo sobre la «feroz» oposición española a cuenta de la epidemia, vuelve a cargar contra ella, aunque esta vez enfocando esta crítica a la oposición en Vox.

En la nueva publicación, que lleva por título ‘El virus de la derecha’, alerta del auge de la ultraderecha en España y es muy crítico con el papel del partido y de sus seguidores durante la crisis del coronavirus, exponiéndo a cientos de personas al contagio y relata varios ejemplos:

«Este mes, decenas de vecinos salieron a las calles de Salamanca, un barrio acomodado de Madrid, a golpear cacerolas al grito de “libertad, libertad, libertad”. Otro grupo estacionó sus autos en una avenida obedeciendo a una convocatoria del partido de extrema derecha español, Vox, para reclamar la renuncia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por su manejo de la pandemia. Casi en simultáneo, una piña de jóvenes recorrió la ciudad vistiendo camisetas pardas y con banderas de España reclamando que la patria es de quienes pelean por ella. El acto más pintoresco, sin embargo, ocurrió en Santander, una ciudad en el norte del país: un hombre recorrió las calles en el asiento trasero de un descapotable conducido por su chofer revoleando su bandera española al grito de “gobierno dimisión, gobierno dimisión”».

El artículo, que define al partido liderado por Santiago Abascal como «la peor derecha española desde el retorno de la democracia, la más banal y peligrosa», relata cómo en plena pandemia y en un país que ya suma más de 27.000 muertos, estos ultras «recorren las calles de Madrid con banderas llamando a recuperar la patria parasitando preocupaciones legítimas de la mayoría, como el miedo al presente y la incertidumbre por el futuro».

El ‘The New York Times’ reconoce que «el Gobierno de Sánchez falló en el manejo de la crisis del coronavirus», pero también afirma que las protestas «aceptables aún siendo insolidarias» son promovidas por una «organización política con vocación de poder»: «un acto de oportunismo radical tratándose de Vox».

«La activación de la protesta por la derecha opera sobre los miedos, deseos y necesidades de una población asustada por un virus sin vacuna ni tratamiento efectivo que ha matado en el mundo a cerca de 400.000 personas. Actúan sobre el hartazgo del encierro y el apuro de no perder más ahorros, trabajos o tiempo», señala el texto.

«La derecha española hoy propagandiza que su país está en manos de comunistas y chavistas. En el colmo de la alucinación, suponen el confinamiento pandémico como un arresto domiciliario en un gulag sanitarista», zanja ‘The New York Times’.