El nombre de Palestina llega a Madrid

Tras muchos avatares, la Junta de Distrito de Arganzuela aprobó que un pequeño parque entre las calles Canarias y Palos de la Frontera se llamase Jardín Palestina.

La ceremonia de la inauguración de la placa conmemorativa, a la altura de la calle Canarias, 17, será el 16 de febrero. La concejala del distrito de Arganzuela, Rommy Arce, y el teniente de alcalde, Mauricio Valiente, serán los encargados por parte municipal de la ceremonia. Yamil Abusada, de la Comunidad Hispano Palestina Jerusalén, y Santiago González, del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe, tomarán la palabra como promotores de este nombramiento y finalizará  l acto, Teresa Aranguren, recitando un poema de Fadwa Tuqan.

Este gesto de visibilidad y solidaridad es una pequeña muestra de apoyo al pueblo palestino.

Los promotores de la idea del parque Palestina llevan mucho tiempo detrás de este tema. De hecho, nos podemos remontar al año 2004 cuando se aprobó que hubiera una calle con el nombre de Palestina que después, el propio ayuntamiento no ha implementado, hasta ahora y de forma reconvertida. Pero que no se desiste que en un inmediato futuro se pueda nombrar.

Aprovechando el nombramiento del jardín Palestina, en el Centro Dotacional Integrado de Arganzuela, contiguo al jardín, estará la exposición de fotografías de Sandra Barrilaro, de Rumbo a Gaza, ‘Palestina, una mirada a la injusticia’, que reúne más de 40 fotografías realizadas en los territorios palestinos de Cisjordania y Gaza.

Sandra Barrilaro, fotógrafa bilbaína, ha estado varias veces en ambos territorios, en las casas, calles, en el trabajo, con hombres, mujeres y niños palestinos conviviendo con ellos, extrayendo esas miradas que nos interrogan, que nos reclaman querer tener una vida digna, con futuro, lejos de la ocupación militar israelí y sus leyes supremacistas.

Sandra Barrilaro, activista de Rumbo a Gaza, de la Flotilla de la Libertad, estuvo en el barquito de mujeres Zaytouna que intentó llegar a la palestina Gaza en el año 2016 antes de su secuestro por la armada israelí cuando estaba sólo a 35 millas de la costa gazatí.

Deja un comentario