Este lunes la Comisión Europea ha presentado su propuesta de actualización del Acuerdo de Asociación entre la UE y Marruecos, en relación con el Sahara Occidental. Si bien el acuerdo niega la soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental, no responde a la exigencia de la Corte de Justicia Europea de recabar el consentimiento del pueblo del Sahara Occidental. Es por tanto un acuerdo nacido muerto por su ilegalidad flagrante.

Según Florent Marcellesi, eurodiputado de EQUO:

“Con esta propuesta, la Comisión Europea es incoherente y, una vez más, daña seriamente la credibilidad de la Unión Europea. Es totalmente incoherente reconocer al mismo tiempo la ausencia de soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental y dar por buena la representatividad de las autoridades marroquíes en el Sahara Occidental.

Además la Comisión Europea no responde a la Corte de Justicia Europea que exige recabar el consentimiento del pueblo del Sahara Occidental. No hace referencia al consentimiento, solo a consultas que llevó a cabo desde Rabat y Bruselas sin ni siquiera visitar el Sahara Occidental y los campos de refugiados. Tampoco tiene en cuenta el claro rechazo del Frente Polisario y de la sociedad civil saharaui que ellos expresaron durante el proceso de negociación.

Con esta propuesta, la Comisión Europea se hace cómplice de la ocupación ilegal del Sahara Occidental y va en contra de los esfuerzos del enviado especial de Naciones Unidas y ex jefe de Estado alemán, Horst Koehler. Llamamos el Consejo Europeo y el Parlamento Europeo a rechazar este acuerdo, y exigir a la Comisión Europeo que respete de una vez la justicia europea.

Haremos también lo máximo para que la Corte de Justicia Europea se pronuncie sobre la legalidad de esta propuesta. Va de la credibilidad de la Unión Europea y de la dignidad del pueblo saharaui.”

Deja un comentario