El presidente de Renault, Jean-Dominique Senard, afirmó este martes que “no busca” ocupar también el cargo de máximo directivo de Nissan Motor tras la destitución del anterior responsable del fabricante nipón, Carlos Ghosn.

“Soy un candidato natural para ser vicepresidente de Nissan por mi experiencia y posición actual (…), con el poder asignado para ese cargo”, respondió Senard al ser preguntado hoy en rueda de prensa sobre la posibilidad de que asuma el liderazgo de la empresa japonesa.

El ejecutivo francés se pronunció así en una comparecencia celebrada este martes en la sede de Nissan en Yokohama (sur de Tokio) en la que la empresa nipona, Renault y Mitsubishi presentaron un nuevo órgano para “reiniciar” la alianza tripartita forjada hace dos décadas.

Senard dijo que “no está buscando ser presidente de Nissan” y afirmó que “respetará la decisión que tome el consejo de administración” de la empresa nipona sobre su nueva directiva, en la que no estará Ghosn tras su caída en desgracia por presuntas irregularidades fiscales.

Nissan celebrará una junta extraordinaria de accionistas el próximo 8 de abril, en la que se espera que se confirme el cese como miembros del consejo de administración tanto de Ghosn como Greg Kelly, otro alto ejecutivo implicado en las supuestas irregularidades.

En esa misma junta se votará también la designación de Senard para ocupar la plaza de Ghosn en el consejo de administración, el cual a su vez tendrá que elegir después a su nuevo presidente, un cargo que ostenta actualmente de forma interina Hiroto Saikawa.

La otra plaza que ocupaba Kelly en el consejo de administración será asignada más adelante, según señaló el actual máximo dirigente de Nissan.

Hasta su detención en Tokio el pasado noviembre, Ghosn ocupaba las presidencias de las tres compañías de la alianza, pero primero fue destituido en Nissan Motor, después en Mitsubishi, y a finales de enero fue reemplazado como presidente de Renault por Senard.

Renault es el mayor accionista de Nissan, con el 43 % de las acciones. La firma nipona, por su parte, mantiene el 15 % de los títulos de la francesa, pero a diferencia de ésta no tiene derechos de voto en Renault.

El nuevo consejo anunciado hoy para regir la alianza estará integrado por Senard, quien actuará como presidente, así como por el CEO del fabricante francés, Thierry Bollore, y por los presidentes de Nissan Motor y de Mitsubishi, Hiroto Saikawa y Osamu Masuko, respectivamente.

Deja un comentario