En un comunicado remitido a Europa Press, Juan Carlos Quer expresa el «profundo malestar» suyo y el de su familia. «Deseo manifestar en mi propio nombre y en el de mi familia mi más profundo malestar y rechazo por la publicación de tan sensible información, sobre cuya veracidad y contenido en modo alguno me voy a pronunciar», señala.

«Mi hija Diana ya no puede pedirlo, y por ello como padre y en su nombre reclamo su derecho a la Justicia en un procedimiento serio y riguroso y al margen de filtraciones indebidas a los medios de comunicación, sancionables judicialmente», continúa el escrito.

Juan Carlos Quer cuestiona los criterios éticos de las informaciones difundidas en las últimas horas con detalles de la autopsia de la joven, «acompañadas una vez más con la infame fotografía del cadáver tantas veces denunciada».


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario