La derecha siempre ha usado la lógica de la teoría de los dos demonios para los ’70 (la sociedad, como Mugica, resultaría una víctima inocente “entre dos fuegos”)

NdeLH: El sicólogo Hugo Vezzetti siempre fue un destacado representante del «centrismo» (más correcto sería llamarlo centroderecha, o derecha a secas), que en Argentina se conocen como «radicales», ahí les va. Son los que en los años ’60 y ’70 no salían de sus bufetes de abogados o de sus universidades, excepto cuando eran tomadas por los estudiantes. También son los que en los años de las dictaduras siguieron en esos ámbitos sin ser molestados, mayormente porque nunca dijeron nada sobre los 30.000 desaparecidos. Para justificar su inacción sostuvieron (y por lo que se ve siguen sosteniendo) la infame teoría de los dos demonios, según la cual estaba por un lado el terrorismo de izquierda -las guerrillas peronistas y marxistas- y por el otro el de derecha -la ultraderecha parapolicial, las AAA- y la sociedad en el medio, y para esta gente ambas cosas eran lo mismo. Lógicamente, los militares se vieron obligados a intervenir…

Ahora, con el mismo objetivo, Vezetti utiliza la figura del Padre Mugica, asesinado por las AAA, figura muy conocida en la Argentina de esos años y a la que los «radicales» criticaban por su peronismo de izquierda y su ṕertenencia a los Curas del Tercer Mundo.

Si –como recuerda Vezzeti enseñó Freud- la historia es la forma más lograda del olvido, bien podría sugerírsele al autor ostentar una memoria que le permita discernir entre sus propias pasiones políticas y la verdad histórica.

Leer texto completo [PDF]

Julio Cortázar escucha al padre Carlos Mugica en la Federación Gráfica Bonaerense. Atrás Vicente Zito Lema y Jerónimo Podestá, en 1973

DEJA UNA RESPUESTA