El medio La Última Hora ha denunciado que el periódico El País, cuya edición para América Latina se hace desde Estados Unidos, ha eliminado la versión de la agencia de noticias norteamericana Associated Press de sus informaciones sobre el frustrado desembarco de mercenarios en Venezuela.

La agencia Associated Press había publicado una larga investigación dos días antes exponiendo el plan. Unos 300 voluntarios fuertemente armados se colaron en Venezuela desde el extremo norte de América del Sur. En el camino, atacarían bases militares en el país socialista y provocarían una rebelión popular que terminaría con el arresto del presidente Nicolás Maduro.

El líder del complot ahora está encarcelado en los Estados Unidos por cargos de narcóticos. Las autoridades de EE. UU. Y Colombia están haciendo preguntas sobre el papel de su musculoso asesor estadounidense, una ex Boina Verde. Y docenas de combatientes desesperados que acudieron en masa a campos de entrenamiento secretos en Colombia dijeron que se habían quedado para defenderse en medio de la pandemia de coronavirus.

La investigación se basa en los testimonios confidenciales de treinta implicados en la operación militar planificada como un nuevo intento de golpe de Estado.

El reportaje de la reputada agencia es la única averiguación periodística que se ha realizado sobre la conspiración, pero El País la ha decidido ignorarla.