El Parlamento británico comenzó este miércoles a tramitar por un procedimiento de urgencia una ley que obligue al Gobierno a pedir una extensión al plazo de salida de la Unión Europea (UE) y evite un «brexit» sin acuerdo.

La laborista Yvette Cooper y el conservador Oliver Letwin han impulsado esa legislación con el objetivo de asegurar que no se produce un divorcio no negociado el 12 de abril, la fecha límite que ha marcado Bruselas para que el Reino Unido ratifique un tratado de salida.

Los diputados responsables del proyecto han decidido seguir adelante con sus planes, a pesar de que la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, ya se mostró el martes partidaria de solicitar una nueva prórroga a la UE.

«En mi opinión, no hay ninguna duda de que el Gobierno tiene intención de solicitar una extensión y evitar el precipicio de un ‘brexit’ sin acuerdo», afirmó Letwin.

«Sin embargo, debería hacerse con un procedimiento legal transparente y ordenado, en el que el Parlamento tenga la oportunidad de considerar la longitud de la extensión que se solicita», agregó el diputado «tory».

La cámara decidió poco antes, por 312 votos frente a 311, comenzar la tramitación de la normativa.

Se espera que la ley cumpla en apenas unas horas todos los trámites en la Cámara de los Comunes, que normalmente se demoran semanas o meses, y quede lista para ser remitida a la Cámara de los Lores esta noche.

En caso de que la cámara baja otorgue su visto bueno al texto, los Lores pueden dar beneplácito antes del 10 de abril, cuando los líderes europeos prevén celebrar una cumbre extraordinaria en la que el Reino Unido podría pedir una extensión para la materialización del «brexit».