Borrador automático

El Parlamento Europeo aprobó ayer reforzar la guardia europea de fronteras y costas con 10.000 efectivos para 2027, una medida que Marina Albiol, eurodiputada de Izquierda Unida, tacha de «un sueño de la ultraderecha hecho realidad«.

La iniciativa salió adelante con los votos a favor de conservadores, socialdemócratas y liberales, en total 403 votos a favor, 162 en contra y 44 abstenciones. El órgano deberá contar con 5.000 guardas en 2021, para aumentar a 10.000 en 2027. De este modo, el texto que recibirá luz verde hoy supondrá una vuelta de tuerca casi definitiva a la Europa fortaleza y la externalización de fronteras.

El Parlamento Europeo indicó en un comunicado que en 2023 el despliegue llegará a 6.000 efectivos, mientras que en 2024 se alcanzarán los 6.500 y en 2025 estarán disponibles 8.000 individuos. En 2026 ya serán 9.000 y para 2027 habrán llegado a los 10.000.

Albiol ha indicado que esta Agencia se convierte con esta aprobación en “un cuerpo paramilitar” con la capacidad de desplegar a 10.000 agentes tanto en la propia UE, como en terceros países.

Esta legislatura que ya acaba ha estado marcada fundamentalmente por el abandono de parte de quienes gobiernan en Europa de cualquier atisbo de humanidad, al promover políticas basadas en la muerte de los migrantes en el mar, su esclavitud y tortura en centros de detención, y la deportación a terceros países, donde no hay ninguna garantía de que se vayan a respetar sus derechos”, ha denunciado Albiol en una intervención en el último pleno de a legislatura. “Esto es muy duro, pero es así: esto es la Unión Europea”, ha añadido.

La guardia europea de fronteras y costas prestará apoyo sobre el terreno a los países miembros para el control de las fronteras y para la devolución de personas en situación irregular.

Además, la reformada agencia europea de fronteras (Frontex) dispondrá de una reserva de reacción rápida para intervenciones de emergencia en las fronteras, con 1.500 guardias aportados por los países.

La eurodiputada de IU ha recriminado que en los últimos cinco años no se hayan “habilitado vías legales y seguras para la llegada de las personas migrantes”, no se hayan “facilitado visados humanitarios” y no se haya “creado un cuerpo de rescate en el mar”. “Es más, se ha prohibido que las ONG hagan esta labor”.

Es el brazo armado de la Comisión Europea para que nadie ponga un pie en la UE. Es el sueño de la extrema derecha hecho realidad por los socialdemócratas, conservadores y liberales”, ha cerrado Albiol.

1 Comentario

Deja un comentario