El Parlamento griego levantó este viernes la inmunidad parlamentaria del exministro de Sanidad socialista Andreas Loverdos, por su presunta implicación en un escándalo de corrupción que afecta a políticos, médicos y altos funcionarios de la multinacional farmacéutica Novartis.

«Pido yo mismo el levantamiento de mi inmunidad parlamentaria para poder demostrar que he sido víctima de una conspiración política», declaró Loverdos ante el Parlamento.

Con 213 votos a favor y tan solo uno en contra el Parlamento aprobó el levantamiento de su inmunidad este mediodía.

Según el acta de acusación, Novartis sobornó a varios altos funcionarios y políticos entre 2006 y 2015 para conseguir el incremento de los precios de una serie de medicinas suyas, que provocó pérdidas al Estado griego estimadas en 3.000 millones de euros.

El precio de las medicinas en Grecia sirve de base para establecer sus precios en 28 países en el mundo, entre ellos Brasil.

Ahora, Loverdos deberá declarar ante los jueces Anticorrupción como sospechoso de haber percibido sobornos entre 2010 y 2012, periodo en el que ejercía como ministro de Sanidad.

Además de Loverdos, la Justicia investiga también la presunta implicación del exprimer ministro conservador Andonis Samarás, del Comisario europeo, Dimitris Avaramópulos, el Gobernador del Banco de Grecia, Yannis Sturnaras, el exministro de Sanidad Ádonis Yeoryiadis y el exviceministro de Sanidad Marios Salmás.

Al contrario, la investigación preliminar absolvió al exprimer ministro Panayiotis Pikrammenos, el exministro de Finanzas y antiguo líder socialista Evánguelos Venizelos, y a dos exministros de Sanidad, el socialista Yorgos Kutrumanis y el conservador Andreas Likuretsos.

Además de los políticos, alrededor de 4.000 médicos de la sanidad pública y privada están siendo investigados por presuntamente haber recibido sobornos de Novartis, a cambio de prescribir sus medicinas.

Entre el 2000 y 2010, el gasto farmacéutico en Grecia incrementó del 1,4 % del producto interior bruto (PIB) al 2,1 %, el doble de la media europea.

Con el estallido de la crisis y los programas de rescate la reducción del gasto farmacéutico al 1 % del PIB fue una de las principales exigencias de los acreedores del país.

A pesar de esto, en el periodo 2011-2014 los precios de las medicinas de Novartis continuaron subiendo.

<

p align=»left»>Fuente: Eldiario.es

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario