El paro en la eurozona descendió en 77.000 personas durante febrero con respecto a enero, mientras que en el conjunto de la Unión Europea (UE) la caída fue de 102.000 individuos, según informó hoy la oficina de estadística comunitaria, Eurostat.

Pese a esas bajadas, la tasa de desempleo permaneció estable en el segundo mes de 2019 frente al primero, tanto en los diecinueve países que comparten la moneda única (7,8 %) como en los Veintiocho (6,5 %).

En el caso de los países de la moneda única, el porcentaje es el menor desde octubre de 2008 y en lo referente a la UE, el dato es el más bajo desde el inicio de la serie mensual en enero del año 2000.

Si se realiza la comparación interanual, la tasa de desempleo era del 8,5 % en la eurozona en febrero de 2018 y del 7,1 % en todo el club comunitario.

España fue el segundo país de la UE con el mayor porcentaje de parados (13,9 %) en febrero de este año, solo por detrás de Grecia, si bien el indicador cayó dos décimas porcentuales con respecto a enero (14,1 %) y también anotó el tercer mayor retroceso interanual de los Veintiocho frente a febrero del año pasado (16,2 %).

Las menores tasas de desempleo se detectaron en la República Checa (1,9 %), Alemania (3,1 %) y Holanda (3,4 %), en tanto que las más elevadas se dieron en Grecia (18 % en diciembre de 2018), España (13,9 %) e Italia (10,7 %).

Comparado con febrero del año pasado, el desempleo cayó en todos los Estados miembros excepto en Dinamarca y Austria, donde permaneció estable.

Las principales caídas interanuales tuvieron lugar en Grecia (del 20,8 % en diciembre de 2017 al 18 % en el último mes de 2018), Chipre (del 9,4 % en febrero de 2018 al 7,1 % en febrero de 2019), España (del 16,2 % al 13,9 %) y Estonia (del 6,4 % al 4,2 % entre enero de 2018 y de 2019).

Eurostat estima que en el conjunto de la Unión Europea 16,012 millones de personas no tenían trabajo en el segundo mes de 2019, de las cuales 12,730 millones se encontraban en la eurozona.

En cuanto al paro juvenil, 3,309 millones de jóvenes menores de 25 años se encontraban en el paro durante febrero en la UE, de los que 2,337 millones vivían en los países de la moneda común.

Así, la tasa de desempleo entre los jóvenes era del 14,6 % en los Veintiocho y del 16,1 % en los diecinueve Estados que comparten la moneda única, en contraste con los respectivos porcentajes del 15,7 % y del 17,7 % en febrero de 2018.

Alemania (5,6 %), la República Checa (6 %) y Holanda (6,4 %) registraron las menores tasas de paro entre los menores de 25 años, mientras que las cotas más elevadas se detectaron en Grecia (39,5 % en diciembre de 2018), Italia (32,8 %) y España (32,4 %).