El dato de desempleo registrado en noviembre de 2021 en la eurozona y en la Unión Europea fue el mejor desde que estallara la pandemia en marzo de 2020, un mes que supuso para España bajar por primera vez en 13 años del nivel del 30% del paro juvenil.

Según los datos de Eurostat publicados este lunes, en noviembre se contabilizaron en España 3,279 millones de desempleados, de los cuales 493.000 eran menores de 25 años. El total supone 88.000 personas sin empleo menos que en a octubre, de las que 9.000 eran jóvenes.

El registro de noviembre situó la tasa de paro de juvenil de España en el 29,2%, frente al 30,2% de octubre y marca el menor nivel de paro entre los menores de 25 años en España (por debajo del 30%) desde noviembre de 2008.

Sin embargo la tasa de paro juvenil es la segunda más elevada dentro de toda la Unión Europea, tan solo por detrás del debacle de Grecia, que ostenta un 39’1%.

Raymond Torres, director de coyuntura económica del think tank Funcas, explica a 20minutos que, aunque en esta caída del paro juvenil en España intervienen muchos factores, en gran parte se debe a un efecto rebote habitual en fases de expansión económica tras una crisis.

«Los nuevos empleos se han concentrado en contratos de más corta duración, que se centralizan en los jóvenes», asegura.

«La medida del Gobierno que mejor ha funcionado ha sido los ERTE, que sobre todo afectan a contratos estables y, desde luego, hay pocos jóvenes en esa situación».

El paro juvenil en España en 2008, al comienzo de la anterior crisis económica, era del 24,5% y alcanzó su pico más alto en 2013 con más de la mitad de esta parte de la población sin empleo, 55,5%. La tasa se redujo durante la recuperación económica pero en 2020, con la crisis pandémica, volvió a dispararse hasta un 38,3%.

Ahora, en noviembre de 2021, la tasa se ha reducido 11,1 puntos respecto al mismo mes del año anterior para quedarse en ese 29,2%. En número de personas, se pasa de 581.000 jóvenes a 493.000, casi 100.000 jovenes desempleados menos.

DEJA UNA RESPUESTA