Se acerca el 17 se septiembre y con él la asamblea unitaria impulsada por las organizaciones sindicales CCOO, UGT, CGT y STEM, aún con el recuerdo cercano de la asamblea de docentes convocada a través de redes sociales, desde el PCTE saludamos ambas iniciativas con esperanza. 

Se nos abre ante ello una oportunidad de dejar de estar a la defensiva, de lamernos las heridas de los recortes pasados y los que amenazan en el horizonte para  comenzar el curso a la ofensiva, buscando reconquistar todo el terreno perdido y alcanzar nuevas victorias desde las claves de la unidad, desde luego sobran los motivos. Tampoco podemos olvidar los graves insultos vertidos al colectivo de trabajadores de la educación pública, en especial, durante la pasada campaña de elecciones y que pretenden menoscabar nuestra labor . Por lo tanto, no debemos limitar nuestras reivindicaciones al estrecho margen en el que pretenden colocarnos, sino que debemos plantear abiertamente las demandas que permitirían ofrecer una educación pública y de calidad para los hijos e hijas de la clase obrera.

Desde el PCTE entendemos que es el momento de la unidad frente a aquellos que buscan atacar a la educación pública y  a sus trabajadores buscando ensanchar las posibilidades de negocio de la privada/concertada, frente al oportunismo, la lucha de siglas y el corporativismo mal entendido.

Perdamos el miedo y superemos el inmovilismo, miremos al frente, a un curso de unidad y combatividad, iniciando un ciclo de movilizaciones que desemboquen en una huelga que nos permita imponer nuestras justas exigencias.

Este proceso que parte de la unidad sindical debe hacerse extensible a la Comunidad Educativa, entrelazando las luchas del alumnado, familias, conserjes, trabajadoras de la limpieza, administrativas y por supuesto, docentes, situando el centro de estudios como primera línea de acción, rescatando los claustros, asambleas de trabajadores y juntas de personal como eje vertebrador de las reivindicaciones.

A la calle compañeros y compañeras, la razón y la unidad es nuestra mayor fuerza.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario