El PDeCAT, el partido del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, sería el que menos porcentaje de fidelidad de voto mantendría en las elecciones del 28 de abril respecto a los últimos comicios generales, según la encuesta preelectoral del CIS hecha pública este martes.

De acuerdo con los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas, el PDeCAT, que concurre a las elecciones bajo la fórmula JxCat, tendría una estimación de votos del 1,2 por ciento, lo que se traduciría en 4 o 5 escaños frente a los 8 que obtuvo como CDC en junio de 2016.

El voto directo en la encuesta es de un 0,6 por ciento, y, según el sondeo, el 39,3 por ciento de quienes apoyaron a CDC hace algo menos de tres años tienen ya decidido volver a respaldar ahora la candidatura de JxCat.

Es el menor porcentaje de fidelidad entre los principales partidos. En el caso del PNV se eleva al 67,1 por ciento; al 66,1 en el de ERC; el 61,3 en el PSOE; el 42,3 en Podemos; el 41,3 en el PP; y el 41 en Ciudadanos.

Además, es el partido del que más fuga de votos hay hacia otra fuerza política, ya que el CIS recoge que el 28,6 por ciento de los votantes del PDeCAT en 2016 tienen decidido ya que ahora van a dar su apoyo a ERC.

Un 17,8 por ciento de sus antiguos votantes aún no ha decidido qué van a hacer en esta ocasión, y el 3,8 por ciento piensa respaldar las candidaturas socialistas.