El partido emergente de la política tailandesa, Anakot Mai («Nuevo Futuro»), se está viendo acorralado por diversas demandas judiciales interpuestas por conservadores que amenazan con derribar esta formación progresista de cara a las elecciones que se celebrarán el domingo 24 de marzo.

Hasta el momento han sido interpuestas al menos tres demandas contra miembros del partido, fundado el año pasado y muy popular entre los jóvenes, que van desde la falsificación de un currículum a la crítica a la junta militar que ha gobernado Tailandia desde 2014.

El activista en defensa de la Constitución, Srisuwan Janya, testificó hoy ante la Comisión Electoral de Tailandia para argumentar la denuncia que había interpuesto contra el líder de la formación política, Thanathorn Juangroongruangkit, por supuestamente haber incluido información errónea sobre su currículum en la página web del partido.

Si el Comité Electoral acepta la denuncia y después encuentra válidos los argumentos contra el partido, podría invalidar de cara a los comicios del 24 de marzo a la agrupación progresista, que se enfrentaría además a una posible disolución.

El Anakot Mai fue fundado en marzo de 2018 y se posicionó desde el principio en contra de la junta y de la intromisión en política del estamento militar, que aspira a profesionalizar y cuyo presupuesto quiere reducir de manera drástica.

El partido es especialmente popular entre los votantes más jóvenes y, según una encuesta oficial realizada en febrero, ocupa el segundo puesto en intención de voto, con un 13,86 por ciento, de los más de siete millones de tailandeses que van a ejercer ese derecho por primera vez en las próximas elecciones.

No obstante, el acoso judicial contra Anakot Mai podría ver frustradas sus expectativas de obtener representación parlamentaria.

El líder del partido se enfrenta a otra demanda por haber violado supuestamente la Ley de Delitos Electrónicos, interpuesta en nombre de la junta militar por criticarla el año pasado en un vídeo publicado en Facebook, sobre la que la fiscalía tomará una decisión el 26 de marzo, dos días después de las elecciones.

Un portavoz del Anakot Mai, Pongsakorn Rodchompoo, también fue acusado ayer de violar la misma ley por haber compartido en su cuenta de Facebook una noticia falsa sobre la junta, aunque él alega que la borró en cuanto se dio cuenta de que no era cierta, a los pocos minutos.

Mientras tanto, el Partido Thai Raksa Chart, que intentó presentar como candidata a primera ministra a la hermana mayor del rey tailandés, se enfrenta mañana a su posible disolución, ya que el Tribunal Constitucional decidirá si acepta la petición a dicho efecto interpuesta por la Comisión Electoral.